Los justos de 1915:

Entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX, el gobierno turco perpetr贸 un genocidio contra las minor铆as no musulmanas, principalmente armenios, griegos y asirios. No obstante, algunos turcos desafiaron las ordenes de colaborar con la masacre.
Es justo y necesario recordar sus nombres para una reconciliaci贸n genuina. Uno de ellos fue Mustaf谩 Azizoglou, alcalde de Malatya. Un tercio de los habitantes de esa ciudad eran armenios, y se convirti贸 en un centro de deportaci贸n. Adem谩s de desaprobar esas medidas,
tambi茅n denunci贸 abiertamente el exterminio de sus conciudadanos armenios. En su hogar acogi贸 armenios salv谩ndolos de su destino fatal. Lamentablemente, fue destituido de su cargo, y a帽os mas tarde, asesinado por su hijo, un miembro de los J贸venes Turcos.
Mehmet Celal Bey, gobernador de Aleppo (hoy parte Siria), intent贸 razonar con otros miembros del gobierno para evitar m谩s deportaciones, se帽alando que no hubo revueltas armenias ni en Aleppo ni Anatolia.
Celal Bey fue destituido de su cargo previo como gobernador de Aleppo, y trasladado a Konya (provincia ubicada en Anatolia central). Aun as铆, desobedeci贸 las ordenes de deportar m谩s armenios, y en su lugar, rescat贸 a miles de ellos.
Ali Kemal, bisabuelo del primer ministro brit谩nico Boris Johnson, fue un periodista turco de ascendencia mixta turca-circasiana, de tendencia liberal. Denunci贸 vehementemente las atrocidades contra los armenios. En un art铆culo de 1919, dijo:
"No intentemos echarle la culpa a los armenios; no debemos halagarnos de que el mundo est茅 lleno de idiotas. Hemos saqueado las posesiones de los hombres a quienes deportamos y masacramos; hemos sancionado el robo en nuestra C谩mara y en nuestro Senado..."
"Demostremos que tenemos suficiente energ铆a nacional para poner en vigor la ley contra los jefes de estas bandas que han pisoteado la justicia y arrastrado por el polvo nuestro honor y nuestra vida nacional."
Faik Ali, gobernador de otra provincia de Anatolia, hizo caso omiso de deportar armenios a Siria, y en su lugar, los refugi贸 y pidi贸 a sus oficiales subordinados tratarlos bien.
Cuando fue convocado a Estambul, un oficial a su cargo decidi贸 amenazar a los armenios con deportarlos a menos de que se convirtieran al islam. Cuando Ali regres贸, se molest贸 con lo que presenci贸 al llegar. Quit贸 al oficial de su cargo y pregunt贸 a los armenios si deseaban
adoptar el islam o mantenerse como cristianos. Salvo uno, el resto regres贸 a su fe en cristo. Estas personas, as铆 como otros justos entre la poblacion turca, desafiaron las ordenes de sus superiores porque sus conciencias tuvieron mayor peso.
You can follow @DiegoMexican28.
Tip: mention @twtextapp on a Twitter thread with the keyword 鈥渦nroll鈥 to get a link to it.

Latest Threads Unrolled: